Desastre ecológico en el Huerva

Este es el estado en el que está en estos momentos el pantano de las Torcas.

No se han respetado los caudales ecológicos del río, se han estado extrayendo agua a mansalva en estos meses de verano y de repente han cortado el grifo y han cerrado por completo el pantano, no saliendo una gota de agua aguas abajo, con la consecuencia de que se ha secado el río por completo hasta el municipio de Tosos, con el consiguente desastre ecológico de la muerte de los peces, cangrejos, y flora del río.

Pedimos responsabilidades a quien corresponde osea el Consejero de Medio Ambiente y que la CHE responda por su irresponsabilidad en cuanto a la regulación de los caudales para el riego, a lo largo de este verano, y el cerrojazo de ahora.

Sale más agua que entra en el pantano, siendo el volumen actual de 0,986 Hm3 cuando la capacidad de volumen de resguardo del pantano es de 5,683 Hm3. La variación de capacidad de agua del pantano con respecto al año pasado es de un -32,35% y con respecto a hace 5 años de un -42,63% datos extraidos del SAID de la CHE.

Desde el municipio de Tosos se ha denunciado al Seprona y a la CHE por su mala gestión reguladora del caudal.

Los caudales del trasvase a los pueblos mancomunados se han seguido haciendo no obstante, a pesar de la mala calidad del agua, ya que salía terrosa en los grifos por estar saliendo de los pocos fondos que le quedan al pantano en la zona de la compuerta, donde está la toma de agua.

Tememos por la vida de nuestros ríos debido al cambio climático. Pero el río Huerva, modesto, hermoso y sustentador de la vida
en su ribera, corre un peligro mayor e inmediato: quienes están obligados a protegerlo, han comenzado a secarlo.

Con río Huerva se quiere hacer todo aquello que se había dicho que no se le puede hacer a un río: quitarle el agua que ya le escasea
para sostenerse en vida, para llevarla a donde no es menester para usos razonables. Hay una conciencia, que lo mismo puede llamarse ecológica que cívica que se opone a ello. Voces que reclaman realismo y buen criterio convocan a mirar a éste para decirle, cariñosamente, que le defenderemos las aguas, porque en ellas nos defendemos nosotros.

Esto es muy grave, tenemos que hacer algo, se nos va a ir muriendo en las manos. Si un río agoniza, agoniza también en nosotros. Y si muere …

Anuncios

Acerca de Huerva Vivo

El agua no se vende, se ama y se defiende
Esta entrada fue publicada en Actos reivindicativos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s