La Asociación Huerva Vivo presenta alegaciones contra el Plan Hidrológico en Aragón

http://arainfo.org/2012/11/la-asociacion-huerva-vivo-presenta-alegaciones-contra-el-recrecimiento-del-pantano-de-las-torcas/

La asociación Huerva Vivo ha presentado alegaciones al Plan Hidrográfico NAcional (PHN) esta semana. En las alegaciones la asociación muestra su oposición al recrecimiento del pantano de las Torcas y las razones para su recrecimento, como la creación de dos nuevas zonas de regadío en las Vales de Cadrete y de María de Huerva.

Alegaciones a la Propuesta del Proyecto del Plan Hidrológico de la Cuenca de la parte Española de la Demarcación Hidrográfica del Ebro

1. CONSIDERACIONES GENERALES

Ante la aparición del río Huerva en el ETI como caso concreto de afecciones por “Alteraciones Morfológicas y de Riberas”, “Contaminación Puntual”, “Sedimentos contaminados”, y “Caudales Ecológicos” y ante la demanda por parte de la Mancomunidad de las Torcas de un proyecto de recrecimiento del pantano de las Torcas,  y de las concesiones de agua a la Mancomunidad de aguas de las Torcas.

Desde la CHE y el Gobierno de Aragón se proyecta un recrecimiento del pantano de las Torcas, además de extracciones de aguas que superan la capacidad del río Huerva para abastecer con sus aguas a localidades fuera de su cuenca.

La extracción se realiza desde el Pantano de las Torcas, mermando de manera alarmante el caudal del río Huerva, que se ve gravemente afectado por la sobre-explotación del escaso caudal que porta el río, el ejemplo lo hemos visto ya en este último año.

Los municipios que se encuentran bajo la extracción se ven afectados de manera irreversible por una obra que pretende secar su curso, las poblaciones se ven afectadas en su economía, puesto que la subsistencia de sus habitantes se basa en la huerta que siguen trabajando, y que lógicamente no podrán desarrollar, puesto que en la actualidad la carencia de agua, precisamente en la época estival, cuando la mancomunidad ha solicitado los caudales en litigio, no llega con el caudal actual a satisfacer la demanda de los regantes de la ribera del Huerva, además de verse afectado en sus ecosistemas acuático y terrestre, dado que la detracción de caudal  del mismo afectará a la vida piscícola y a la vegetación de ribera.

El curso bajo del Huerva (tramo Mezalocha-Zaragoza) está prácticamente muerto, siendo uno de los cuatro puntos más negros de toda la Cuenca del Ebro. Según los análisis de la CHE, en La Fuente de la Junquera hay concentraciones alarmantes de cinc, selenio, plomo, arsénico, níquel, cobre y cromo en sedimentos, debido a los vertidos que se realizan de la industria ubicada en sus márgenes, industria que vierte directamente en el río sus desechos, que no se recogen en su totalidad en la depuradora construida para ese fin.

El Objetivo, según la Directiva Marco del Agua (DMA) es llegar al 2015 con un buen estado ecológico del río, eliminando la toxicidad de los sedimentos y garantizando los caudales ambientales, y sin embargo en este Plan de Cuenca propone unos caudales mínimos ecológicos para la cuenca del Huerva del 0,7 m3/s, claramente insuficiente para poder mantener ecológicamente el río y abastecer de agua a las concesiones dadas a la Mancomunidad de las Torcas, y mucho menos para sostener los nuevos regadíos planificados y justificados con el recrecimiento del pantano de las Torcas.

Para mantener el río en condiciones mínimas de vida y limpieza el caudal ecológico necesario está en torno a 100 l/s. Según el Estudio del Plan Hidrológico piloto del Río Huerva del Gobierno de Aragón, el caudal ecológico debería situarse entre 90 y 150 l/s. Remarcando que el límite inferior es 90 l/s y con los datos de dicho estudio que indican que el 35% de los días el caudal promedio es de 50 l/s, a lo largo del año más de la tercera parte de los días el caudal apenas llega a la mitad del mínimo necesario.

El Proyecto de recrecimiento del pantano las Torcas es un proyecto innecesario. No está justificado el aumento de necesidades de agua del regadío en la Hueva, puesto que la mayor parte del mismo se encuentra yermo en la actualidad. En la actualidad son poco más de 70 las personas de la zona afiliadas al régimen agropecuario y tienen sobradamente cubiertos sus riegos con la capacidad de embalse ya existente.

El coste de la obra es inasumible por los regantes, y más aún lo será en el plazo en que la obra esté acabada puesto que se tiende hacia una disminución de la actividad agrícola.

Es un ejemplo de despilfarro de dinero público, como lo han sido otras obras con similares características. Montearagón, Val o Lechago pueden ser una comparación razonable. Todas estas intervenciones suelen duplicar o triplicar el coste presupuestado en el momento de su finalización.

Existen alternativas razonables y más baratas a la hipotética necesidad de agua para regadío, como son la modernización de sus riegos, o la adecuación de las presas que actualmente tienen los regantes, como el pantano de Mezalocha, y un adecuado mantenimiento que en estos momentos no tiene, puesto que está colmatado.

Según los estudios de precipitaciones, es una realidad que dos de cada tres años el río no da para llenar los pantanos. Una presa mayor en las Torcas solo servirá para tener un embalse más vacío. Se dará la situación que muchos años los regantes pagarán un agua que no tendrán.

Aumenta el peligro potencial para los pueblos de aguas abajo. En caso de romperse, los pueblos como Villanueva de Huerva y Tosos serían fatalmente afectados.

El recrecimiento no evita las avenidas, solo podría regular parte de la punta de avenida en el caso de que estuviera vacío. Hay una contradicción entre uso para regadío y regulación de avenidas.

En cuanto a los problemas de crecidas: es mucho más barato y seguro no construir en zona inundable, como tantas veces se ha hecho en esta ribera, que construir un embalse que como mucho regulará la punta de crecida.

Es innecesario en cuanto al abastecimiento de las poblaciones e industrias de la zona se refiere. En su mayor parte usan agua de la Loteta o aseguran su abastecimiento localmente sin emplear el caudal del Huerva. Además y ante una mayor necesidad futura se puede hacer uso de infraestructuras ya existentes como es el Canal Imperial.

La escasa demanda de tierras de regadío en la Huerva hace preguntarse por la motivación real de esta obra, en la que nos justifican la creación de nuevas zonas de riego. Nos encontramos, a buen seguro, delante de un proceso meramente especulativo.

El recrecimiento conlleva graves afecciones para una rica fauna entre la que se encuentra el águila perdicera, especie en peligro de extinción, milano real, catalogada como sensible a la alteración del hábitat, alimoche, catalogada como vulnerable, halcón abejero, milano negro, buitre leonado, águila culebrera, aguilucho pálido, águila real, halcón peregrino entre otras. No en vano estos terrenos están catalogados como zona LIC y ZEPA e incluidos en la Red Natura2000 con el nombre de Alto Huerva- Sierra de las Herreras.

Además, las afecciones a la fauna piscícola y al entorno natural y de especies forestales así como del propio entorno natural y paisajístico.

Conclusiones:

Este Plan De Cuenca del Ebro abunda como en anteriores en una privatización de los ríos, con concesiones históricas y concesiones nuevas, con expectativas de Planes Hidrológicos que no se cumplen y sirven luego como derechos adquiridos para el futuro, aunque cambien el clima, las sequías y las condiciones de los ríos.

Esas obras hidráulicas millonarias para interés particulares, con un coste excesivo, en una España casi intervenida bajo la vigilancia de Europa, nos cuestionan desfases económicos degradando los ecosistemas fluviales y los acuíferos subterráneos quitándole más agua a estos.

Mayor aumento de zonas de regadío con grandes proyectos de obras hidráulicas costosas que no resuelven nada, crea conflictos sociales, y con unos presupuestos elevadísimos que casi siempre se desvían como este embalse de las Torcas. La prioridad debe ser la modernización de las zonas regadas con la eficacia y la eficiencia de las zonas de regadío, pueden permitir que el ahorro del agua y la mejor eficacia en su gestión.

Anuncios

Acerca de Huerva Vivo

El agua no se vende, se ama y se defiende
Esta entrada fue publicada en Actos reivindicativos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s